Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página
Atrás a Blog

Cruzamos fronteras: Bruselas

a large stone building with Cinquantenaire in the background

 

Ya sabemos que nadie os gana como aventureros, camaleones. Por eso, y en un desesperado intento de saciar vuestras ansias de viajar y conocer, hemos decidido abrir una nueva excursión. Esta vez, nos pasamos hasta las fronteras de los Países Bajos: nos vamos a Bélgica. Y, aunque ya tenemos una excursión a este país, a Brujas, ahora nos atrevemos con su capital Bruselas. 

 

En Bruselas han sabido mantener sus tradiciones cerveceras, sus valores históricos y su plurilingüismo, sin condicionar el avance económico y social que le concede el tener entre sus calles el Parlamento Europeo. Por eso, quizás, nos embelesó desde el primer momento que la pisamos y, por eso también, queríamos enseñárosla. 

 

Si queremos hablar de arquitectura, Bruselas es a la vez una ciudad clásica, que ha mantenido la morfología de la típica urbe flamenca presente, por ejemplo, en la Grand Place y galerías que rodean el centro de la ciudad, y una ciudad moderna, que alberga en sus edificios acristalados y vanguardistas más órganos de gobierno internacional de los que podemos contar. 

 

a group of people walking in front of a building

 

Si queremos hablar de gastronomía, la fama de los mejillones belgas ha traspasado fronteras, aunque tampoco podéis dejar de probar un rico estofado de carne. Además, algo que siempre nos ha llamado la atención, es el afán de los belgas por atribuirse la autoría de las patatas fritas. Todos sabemos que las patatas llegaron a Europa desde América a finales del siglo XV, y que se comen con las manos hasta en las mejores familias. Pero aquí llevan siglos de disputa con sus vecinos los franceses… probadlas, pero no las llaméis french fries en presencia de los locales si queréis seguir echando la tarde en la ciudad. 

 

a bowl of food

 

Si queremos hablar otro idioma, esta es la ciudad para practicar todo lo que hemos aprendido sobre lenguas. Bélgica tiene 3 idiomas oficiales en sus tierras, y en Bruselas se hablan los 3. Un poco de flamenco, otro poco de alemán y bastante de francés (que podríamos decir que es el predominante). Por supuesto, y al ser una meca turística en el centro de Europa, nos podemos comunicar en inglés y hasta en español. No queremos excusas. 

 

Si queremos hablar de historia, tenemos más que de sobra porque esta ciudad se fundó en el año 979, y no han parado de pasar cosas. Centro comercial en la Edad Media, numerosos linajes cuyas historias te pueden recordar a ”Los Juegos del Hambre”, el nacimiento de Carlos V muy cerquita de aquí (por lo que también tuvo una época española) y, más tarde imperios coloniales que nos traen el cacao a Europa. Y, ya en nuestra era, origen del Euro y a día de hoy, todavía forjando historia. 

 

the tower of the city

 

Ahora mismo, con el turismo en standby, solo nos queda viajar con la imaginación. Pero eso no nos lo van a quitar y por eso abrimos estas puertas, para que vayáis planeando vuestros próximos viajes con nosotros, con Camaleon Tours.  

 

Paula