Saltar a la navegación principal Saltar al contenido Saltar al pie de página

Visita Panorámica Privada Ámsterdam y Molinos Zaanse Schans

Detalles rápidos

Grupo Privado 1 a 4 personas Precio por el grupo | Todas las edades bienvenidas
324
Grupo Privado 5 a 8 personas Precio por el grupo | Todas las edades bienvenidas
360

De lo urbano a lo rural en un día

¿Qué eres más, de ciudad o de campo? Si eres de los que no puede decidirse porque quieres de todo un poco, este tour está hecho para ti. Aquí tenemos una ventaja, las distancias son cortas, y si además contamos con uno de nuestros vehículos, ¡ya ni te cuento! Te recogemos donde quieras y nos vamos, primero, a recorrer todo Ámsterdam: castillos, canales, casas-barco, museos, edificios modernos… ¡todo! Y luego, de un volantazo, nos vamos a ver la cara más rural de Holanda a los molinos de Zaanse Schans. Suena bien, ¿no?

Una vez realizada la visita en vehículo privado por la ciudad, conociendo las zonas más representativas de Ámsterdam, nos dirigiremos al parque de los molinos de viento Zaanse Schans, motor económico del país entre los siglos XVI y XVIII, ya que los holandeses aprovecharon la fuerza del viento para moler las especias que traían de las colonias, hacer aceites, mostazas, etc. Entraremos a un molino dedicado a las especias y a un taller de zuecos, donde nos harán una demostración de la elaboración del calzado tradicional holandés.

Al tratarse de una visita privada, podrás disfrutar de tiempo libre para hacer fotos o realizar compras. El itinerario podrá pactarse al comienzo del tour para adaptarlo a tus deseos, siempre considerando la duración del mismo.

Durante este tour descubrirás:

Checkmark Plaza Dam
El corazón de la ciudad y la única gran plaza de Ámsterdam. En ella encontramos edificios tan icónicos como el Palacio Real o la Iglesia Nueva, así como el Monumento Nacional de la Liberación. Te proponemos detenernos unos minutos a disfrutar de los muchos artistas callejeros que suelen inundar esta plaza. ¡Menudo trajín hay siempre en Dam!

Checkmark Casco Antiguo
Se trata de la antigua zona amurallada de la ciudad, la parte medieval. Iglesias católicas que pasaron a ser protestantes, callejuelas adoquinadas, canales estrechos, castillos del siglo XV… ¿No es como viajar en el tiempo?

Checkmark Anillo de Canales
Una auténtica maravilla urbanística, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO, que refleja la grandeza del Siglo de Oro neerlandés. Ya sea desde el vehículo o dando un relajado paseo, alucinarás con las mansiones que se hacían construir aquí los ricos comerciantes del s. XVII. ¡No veas cómo se lo montaban estos holandeses!

Checkmark El Jordaan
Para muchos, el barrio más bonito de Ámsterdam. ¿Te contamos un secreto? Por aquí hay escondidos varios patios interiores que solo pueden visitarse en grupos reducidos… Créenos, son de película. ¡Ah! Por supuesto que no nos olvidaremos de pasar por la Casa de Ana Frank.

Checkmark Plaza de los Museos
Aquí se respira cultura 24/7, desde el imponente Rijksmuseum a la colección más grande de Van Gogh en su museo homónimo. ¿Sabías que Ámsterdam es la ciudad con más museos por km2 del mundo? ¡Pues esta plaza ya se lleva la palma!

Checkmark El río Amstel
Sabemos lo que estás pensando y no, su nombre no es por la cerveza, sino al revés. ¿Qué sería una gran urbe sin su río? Y no solo eso, además, este le da nombre a la ciudad: Ámster- viene de Amstel y -dam… ¡Te lo contamos en el tour!

Checkmark Isla KNSM
Si creías que Ámsterdam era solo canales y edificios inclinados, esto te sorprenderá. Se trata de una isla artificial que antiguamente había servido como astillero de la flota real neerlandesa. A día de hoy encontramos una zona residencial que destaca por su arquitectura moderna. ¿Te animas a descubrirla?

Checkmark Zaanse Schans
¿Eres capaz de imaginarte cómo se vivía en Holanda durante los siglos XVII y XVIII? Pues cuando visites Zaanse Schans te quedará mucho más claro, con sus casitas de madera o sus emblemáticos molinos de viento. Entraremos dentro de uno de ellos y podremos ver en directo como se hacen los famosos zuecos de madera. ¡Todo un viaje en el tiempo!