Tour Privado Rijksmuseum

Detalles rápidos

Grupo Privado Precio por el grupo | Todas las edades bienvenidas
Precio Desde Precio por el grupo | Todas las edades bienvenidas
199

Como si Rembrandt te lo contara

Esta visita privada es perfecta para descubrir el Rijksmuseum a vuestro aire. Un guía experto en arte os acompañará durante 2 horas en una visita al museo más importante del país, el Rijksmuseum.

¿Sabíais que Países Bajos es conocido mundialmente como el país de los museos? Solo su capital tiene más de 50, así como la colección más importante de arte neerlandés del mundo. Grandes y pequeños pueden disfrutar de esta excursión ya que haréis un recorrido por más de cuatro siglos de historia del arte. ¡Preparad la máquina del tiempo!

Itinerario

Checkmark La joya de la corona
Las obras de este museo no solo cuelgan de las paredes, sino que el propio edificio ya os tendrá con la boca abierta. Uno de los mejores ejemplos de arquitectura del siglo XIX por el maestro Pierre Cuypers que mezcló el diseño católico con la época calvinista de Ámsterdam y desató un caos al inaugurar este monumento que corona la Plaza de los Museos.

Checkmark 400 años de arte
En el siglo XV, mientras nacía en Italia el Renacimiento, a los Países Bajos llegaron los primitivos flamencos… La unión de estas dos épocas da origen a la pintura moderna. En esta época muchas obras son a día de hoy “anónimas”, pero si seguimos avanzando en el tiempo os empezarán a sonar muchos nombres. Jan van Scorel fue nombrado por el único Papa nacido en Holanda como el pintor oficial de la Santa Sede, y algunas de sus obras las podéis admirar en este museo; otras lamentablemente fueron destruidas en la Guerra de Flandes.

Checkmark Para terminar de decidirte
Si de momento no os suena ninguna campana, déjanos que os digamos Rembrandt, Vermeer, Goya o Van Gogh. Un recorrido por el Siglo de Oro holandés con sus maestros más conocidos y obras como La Ronda de Noche o La Lechera… para seguir hacia el XIX con los autorretratos de Van Gogh o el retrato “Don Ramón Satué” de Goya. Lo demás lo iréis descubriendo con nuestro guía. Si al terminar la visita os quedáis con ganas de más, no podéis iros sin recorrer por vuestra cuenta las galerías góticas del museo o llevaros una postal de vuestra obra favorita, ya que el museo continúa abierto.