Excursión Privada Molinos Zaanse Schans y Gran Dique

Detalles rápidos

Grupo Privado 1 a 4 personas Precio por el grupo | Todas las edades bienvenidas
324
Grupo Privado 5 a 8 personas Precio por el grupo | Todas las edades bienvenidas
360

“Dios creó el mundo y los holandeses, Holanda”

Si has leído algo sobre Holanda, sabrás ya que no se trata de un país normal, ¿verdad? Parte de su territorio se encuentra por debajo del nivel del mar y su historia siempre ha estado marcada por una eterna batalla contra su peor enemigo: el agua. Te proponemos conocer con nosotros dos de los elementos más importantes de este país que han hecho que sea tal y como lo conocemos hoy. ¡Sí! Este tour va de molinos y diques.

Conoce de la mano de un guía experto dos de los mayores logros de la historia de Los Países Bajos: los molinos de Zaanse Schans y el Gran Dique Afsluitdijk.

Comenzaremos dirigiéndonos al parque de los molinos de viento Zaanse Schans, motor económico del país entre los siglos XVI y XVIII, ya que los holandeses aprovecharon la fuerza del viento para moler las especias que traían de las colonias, hacer aceites, mostazas, etc. Entraremos a un molino dedicado a las especias y a un taller de zuecos, donde nos harán una demostración de la elaboración del calzado tradicional holandés.

A continuación, pondremos rumbo al Gran Dique, que conecta las provincias de Holanda del Norte y Frisia y que cerró para siempre el Mar del Sur, convirtiéndolo en uno de los lagos más grandes de Europa. Se trata del dique más importante del país, de más 30 kilómetros, el cual frena las mareas del Mar del Norte para evitar inundaciones.

Al tratarse de una visita privada, el cliente podrá disfrutar de tiempo libre para hacer fotos o realizar compras. El itinerario podrá pactarse al comienzo del tour para adaptarlo a los deseos del cliente, siempre considerando la duración del mismo.

Durante este tour descubrirás:

Checkmark Zaanse Schans
¿Eres capaz de imaginarte cómo se vivía en Holanda durante los siglos XVII y XVIII? Pues cuando visites Zaanse Schans te quedará mucho más claro. ¡Sus casitas de madera o sus emblemáticos molinos de viento son todo un viaje en el tiempo!

Checkmark Gran Dique
Tres palabras: cerrar un mar. Se dice rápido, ¿no? Pues eso es exactamente lo que hicieron los holandeses en tan solo 6 años a principios del s. XX. Desde entonces, un dique de 32 km cierra lo que antiguamente se conocía como el Mar del Sur, dando lugar a uno de los lagos artificiales más grandes del mundo.