Free Tour Utrecht

Detalles rápidos

Adulto Mayores de 11 años
Gratis
Niño Menor de 10 años
Gratis

Adéntrate en el casco antiguo de Utrecht

Si existe una ciudad idílica, te decimos desde ya que es en Utrecht. Además de tener un ambiente superuniversitario y lleno de vida, Utrecht se caracteriza por custodiar todo lo auténtico y medieval. ¿Te animas a conocer con nosotros esta ciudad llamada por sí misma como el corazón de Holanda y descubrir todos sus secretos?

Durante este recorrido, revive los dos mil años de historia de sus canales, calles y puentes con uno de nuestros guías hispanohablantes. ¿Qué significó el famoso Tratado de Utrecht para España? ¿Cómo era la ciudad comercial más importante de los Países Bajos en la Edad Media?

Aunque la reserva para este tour es gratuita, al finalizar eres tú mismo quién valora el trabajo de los guías con una remuneración económica que tiene que ser tan buena como el tour que te han hecho. Aquí no hay trampa ni cartón.

Checkmark Plaza del Dom y Catedral

A los pies del monumento más alto del país, la torre de la Catedral de San Martín, nos encontramos un paraguas verde. Aquí comienza nuestro tour a pie por el casco histórico de la ciudad. El edificio de la catedral comenzó como un templo católico, y se transformó más tarde en un punto de referencia para el protestantismo. Esta plaza tiene la misma antigüedad que la propia ciudad, hay mucho que contar.

Checkmark La casa del Papa

Como lo oyes, hace unos cientos de años hubo un papa holandés, y a pesar de ser un poco “tiquismiquis” a la hora de construir su residencia, que sepas que jamás llegó a vivir en ella.

Checkmark Nieuwegracht y Oudegracht

Algo muy interesante es que Utrecht se planifica a través de dos canales principales, que surcan toda la ciudad. ¿Adivinas cuáles son? Pues sí, el Oudegracht que significa el viejo y el Nieuwegracht que, como no, es el nuevo. Muy distintos, además, de los canales de otras ciudades, porque tienen bodegas a dos alturas.

Checkmark Winkel van Sinkel

El Inditex de hace unos años, el Winkel van Sinkel fue uno de los primeros grandes almacenes de Holanda donde era posible encontrar prácticamente cualquier cosa que uno deseara. Hoy en día el edificio es un restaurante, y por las noches se convierte en discoteca. Que no se entere Amancio, que hace lo mismo con el Zara.